El reconocido hombre de medios peruano Jaime Bayly ha lanzado recientemente su decimoquinta novela, titulada “Pecho Frío”, la cual ha sido publicada por la editorial Alfaguara.

El periodista presentó la obra en la Feria del Libro que se celebró hace poco en Lima. “No me considero un gran escritor”, señaló. “Pero logré serlo, y no fue fácil. Mi familia no apoyó mi carrera”, rememora.

Ya con 53 años a cuestas, el también conductor de televisión se refirió a su carrera en los medios. “Empecé en la televisión muy joven, con solo 18 años, y sigo presente hasta el día de hoy. Pero me considero más un escritor que un conductor de televisión”, destacó.

Jaime contó que la vena literaria le surgió tras su incursión en el periodismo, carrera a la que lo encaminó su madre. Reconoció haber sido muy rebelde de joven, lo que lo condujo a tener una mala relación con su padre. Preocupada, su madre empezó a buscarle un trabajo que lo mantuviera ocupado, y le encontró uno en el diario La Prensa. “Mi madre era amiga del director de ese periódico, y entré a trabajar allí en 1980, cuando apenas tenía 15 años. Allí me formé y descubrí este mundo”, dijo el famoso novelista.

Bayly aprovechó para expresar algunas opiniones sobre la actualidad política peruana. Le depositó su confianza al actual presidente Martín Vizcarra, calificándolo como una figura “honrada y de buenas intenciones”. En relación con quienes critican al presidente por no tener suficiente carácter o por no saber reaccionar con contundencia, el escritor señaló que esos requerimientos se deben a la tradición latinoamericana de querer buscar caudillos.

Sobre la novela “Pecho Frío”, dijo que se trata de una sátira humorística llena de exageraciones rocambolescas y referencias a la política, la cultura y la cotidianidad peruanas. La pretensión de esta obra, según dijo, no es otra que sacarle risas al lector, al reflejarle el carácter risible y caricaturesco del acontecer nacional.