La edición número 23 de la Feria Internacional del Libro, celebrada en Lima, concluyó tras diecisiete días de exposición, en los que se llevaron a cabo unas 900 actividades. Este año, el evento cultural registró un nuevo récord de asistencia, al recibir a unas 565.000 personas, un 3% más que en la edición de 2017. Este año se notó mucho más la asistencia de personas del interior del país.

Se supo además que en la feria se alcanzaron a vender títulos por un total de 19 millones de soles, correspondientes a unos seis millones de dólares estadounidenses. En promedio, cada asistente gastó unos 33 soles, lo que supuso un 8% más de ingresos que el año anterior.

Este año, el país invitado fue España, por lo que unos 40 escritores de ese país asistieron a la feria, destacándose los novelistas Ray Loriga, Rosa Montero, Santiago Posteguillo y Laura Freixas, quienes participaron en varias actividades. Además, también se hizo presente el youtuber Sebastián García Mouret y el renombrado físico de partículas Javier Santaolalla. Escritores de otros países, como Laura Restrepo (Colombia), Jonathan Franzen (Estados Unidos) y Margo Glantz (México), también asistieron.

La Cámara Peruana del Libro, uno de los principales organizadores, hizo pública la lista de los títulos más vendidos en el evento. Así, entre los ensayos académicos, el libro “Historia de la Corrupción” de Alfonso Quiroz, fue uno de los más vendidos, lo que coincide con el escándalo generado en la ciudadanía por la difusión de grabaciones que implican a altos cargos del sistema de justicia peruano.

Los organizadores informaron que la Feria del Libro del próximo año contará con Mario Vargas Llosa como invitado de honor. De esta forma, en vez de dedicar el evento a un país, en la edición de 2019 las actividades girarán en torno a la producción ensayística y literaria del premio Nobel peruano.