Regulación de apuestas deportivas en el Perú

Las autoridades ya han estado trabajando en redactar modelos y proyectos de ley que cubran a las apuestas deportivas, así como a los juegos de casino y azar por internet.

Existe ya todo un compendio de normas que cubren esta materia, incluyendo leyes, decretos leyes, decretos supremos y resoluciones directorales.

Sin embargo, el subsector de las apuestas deportivas aún no cuenta con un marco legal específico que ampare a todos sus elementos.

Las autoridades ya han estado trabajando en redactar modelos y proyectos de ley que cubran a las apuestas deportivas, así como a los juegos de casino y azar por internet.

En Perú, todos los juegos de azar están permitidos a menos que hayan sido prohibidos expresamente por las leyes. Como el sector de las apuestas deportivas carece de una regulación específica y amplia, en la actualidad hay muchas salas de apuestas que operan por la libre, sin el debido control por parte del Estado, lo que en ocasiones acarrea perjuicios y falta de protección para los apostadores y consumidores.

Se estima que el monto que se transa anualmente en apuestas deportivas en el Perú giraría en torno a los 430 millones de dólares. Al no estar correctamente regulada la actividad, el Estado está dejando de percibir unos 60 millones de dólares por concepto del impuesto a la ganancia. Pero además, en este tipo de apuestas suelen involucrarse menores de edad o personas que sufren de ludopatía, aspectos que deberían estar regulados por la ley para asegurar un ambiente de juego sano y responsable.

Se espera que las autoridades peruanas logren aprobar una ley que regule este sector en los próximos meses. Sin embargo, la tarea no es sencilla, e incluso muchos especialistas sugieren que no se regule demasiado este nicho, ya que podría traer más inconvenientes que beneficios. En todo caso, se ha demostrado en la práctica que el segmento de las apuestas deportivas es bastante más complicado de regular que el de los juegos de azar.